img

Audi A4 y A4 Avant

Puede parecer que el diseño de los nuevos Audi A4 y A4 Avant que llegarán en otoño no esconden nada nuevo. Nada más lejos de la realidad. Es el momento de fijarse en los detalles, y son muchos.

Vamos a empezar por lo más obvio, por la estética, claramente reconocible de la marca, pero con soluciones innovadores y profundamente estudiadas para mejorar la eficiencia de uso. Así, vamos a destacar algo que no se ha visto hasta ahora, como es la línea del capó delantero perfectamente integrada con el perfil lateral que recorre todo el coche y con la nueva parrilla Singleframe hexagonal. Es como si no existiera. ¡Buena idea! 

Las líneas son rectas, bien marcadas, como la línea horizontal en el frontal y en la zaga que reafirman su anchura, o la nueva estética de faros LED y matrix LED. Sus rasgos son más dinámicos, pero muestran más solidez y prestancia. Los estudiados retrovisores van alojados en los marcos de las ventanillas con unos perfiles especiales, lo que mejora el ruido en marcha y su aerodinámica, la cual se ve ayudada también por soluciones como los carenados de los bajos, las llantas aerodinámicas, el deflector del portón trasero o las entradas de aire delanteras que desvían parte de este hacia el interior de los pasos de rueda, y las cortinillas de accionamiento individual que dirigen el aire hacia el radiador en las versiones ultra, logrando de esta manera un coeficiente Cx de solo 0,23, siendo de 0,26 en el A4 Avant. Todo un récord para este segmento.

Si reducir la resistencia al aire es una de las premisas del nuevo A4, la otra es la eficiencia en los consumos, que empieza beneficiándose de la tencología de construcción ligera de Audi que consigue rebajar hasta en 120 kg su peso con respecto a la versión anterior, según versiones.    Como iba diciendo, los consumos y las emisiones de CO2 son los grandes aliados de los nuevos motores del A4, que con tres versiones de gasolina y cuatro diésel, rebajan sus cifras hasta un 21 %, siendo sin embargo hasta un 25 % más potentes. ¿Magia? No, ciencia y mucho trabajo.

Así, la versión de acceso 1.4 TFSI de 150 CV, combinado con el cambio S tronic de siete velocidades, consigue una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos, alcanza una velocidad máxima de 210 km y deja el consumo en 4,9 l/100 km con unas emisiones de CO2 de 114 g/km.

Luego están dos motores 2.0 TFSI de 190 y 252 CV, este último, con tracción Quattro y cambio S tronic, que alcanza una velocidad máxima limitada a 250 km/h logrando una aceleración de 0 a 100 km/h de 5,8 segundos. En la versión con tracción delantera nos deja unos consumos de 5,7 l/100 km y emisiones de CO2 de 129 g/km.

Estos motores de aluminio de cuatro cilindros pesan poco más de e 100 kg y llevan el colector de escape integrado en la culata, clave para la gestión de la temperatura.


También están los motores clean diesel 2.0 TDI de 150 y 190 CV, que en su versión menos potente obtenemos ya unas prestaciones más que aceptables, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,7 segundos y una velocidad máxima de 219 km/h, para la versión con S tronic, dejando el consumo en 3,8 l/100 km y emisiones de 99 g/km de CO2 para la versión con cambio manual. Estos motores también disponen de versión ultra que consigue rebajar aún más esas cifras de consumo y emisiones. Después de su lanzamiento se dispondrá de otro motor 2.0 TDI de 122 CV.

Y por último están los motores 3.0 TDI de seis cilindros clean diesel de 218 y 272 CV, que nos dejan en la variante más deportiva unos consumos mínimos de solo 4,9 l/100 km con emisiones de CO2 de 129 g/km, logrando una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos. Esta versión monta cambio Tiptronic de ocho velocidades y tracción Quattro.

Estas bajas cifras se logran también gracias a las mejoras en los sistemas start/stop que consiguen detener el motor ya por debajo de 7 km/h ante una parada o por el modo de conducción a vela para las transmisiones automáticas. Los cambios S tronic tienen un asistente de eficiencia que basándose en los mapas del GPS, predicen e indican el mejor momento para dejar de acelerar.

A finales de 2016 llegará una versión A4 Avant g-tron con motor 2.0 TFSI de 170 CV que podrá utilizar gas natural comprimido GNC o Audi e-gas, y que le permitirá una autonomía de 500 km con gas natural.

El interior también da un gran salto en calidad y capacidad. El nuevo A4 Avant ofrece ahora un interior más lujoso, más espacio para los pasajeros y un maletero de 505 litros, la mejor cifra de un modelo Premium de este segmento, con portón eléctrico y apertura por control gestual disponible. El frontal está dominado por una ancha fila de salidas de ventilación, muy bien rematada, el Audi Virtual Cockpit con pantalla de 12,3 pulgadas y el nuevo Head Up Display como opciones de la instrumentación digital, complementada también por una pantalla central de hasta 8,3 pulgadas en la que vienen integradas las funciones de interfaz para smartphones, el audio Bang & Olufsen con sonido 3D, el Audi Phone Box con recarga por inducción o el MMI Navigation Plus con Audi Connect LTE y wifi.

Puedes descargar aquí la noticia tal y como ha sido publicada en la revista Motorvisión.

Audi A4 01

Audi A4 02

Audi A4 03

Audi A4 04

Audi A4 05

Audi A4 06

Audi A4 07

Audi A4 08

Audi A4 09

Ver todas Cerrar

Audi A4 Avant 01

Audi A4 Avant 02

Audi A4 Avant 03

Audi A4 Avant 04

Audi A4 Avant 05

Audi A4 Avant 06

Audi A4 Avant 07

Audi A4 Avant 08

Audi A4 Avant 09

Audi A4 Avant 10

Audi A4 Avant 11

Audi A4 Avant 12

Ver todas Cerrar

1994-2020 Ediciones Visión S.L. C.I.F.: B-33815291

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a "motovision.es" consideramos que aceptas su uso. Más información